¿Cómo cuidar a nuestros mayores en los días más fríos?

¡Al mal tiempo…buenos cuidados!

Tal y como nos muestran en los medios de comunicación en todo el país estamos sufriendo los efectos del temporal. El frío, la lluvia, el viento, las heladas y la nieve además de afectar a transporte, cultivos, hogares, etc también afectan a las personas.

Las bajas temperaturas propias del invierno, al igual que el calor extremo en verano pueden perjudicar a la salud, especialmente a las personas más vulnerables como puede ser la gente mayor.

¿Qué hacer si en el domicilio hay gente mayor?

A la hora de salir a la calle, deben tener especial cuidado con el suelo, ya que el agua, el hielo, la nieve, las hojas caídas pueden provocar resbalones y  golpes que en personas mayores puede suponer un problema grave.

Es cierto que, si las personas mayores pueden salir a dar un paseo, es recomendable que salgan durante las horas centrales del día ya que hay más luz y la temperatura no es tan baja. Si se sale bien abrigado y tomando precauciones no debe haber problemas, y además el hecho de pasear  es bueno para la circulación que a su vez permite mejorar la temperatura corporal para combatir el frío, y por supuesto también ayuda a mantener las articulaciones en forma, ya que con el frío se suelen resentir.

Es recomendable si se va a salir a dar un paseo corto de 15 o 20 minutos, aprovechar para ventilar la casa durante ese rato ya que así se evita que se acumulen virus, y gases (provocados, por ejemplo, por la combustión de braseros) , además de prevenir la aparición de humedades en la casa , las cuales son perjudiciales para las personas.

Mientras se está en casa, la temperatura ambiente ideal es de 21 grados. Lo aconsejable es mantener esa temperatura y si se siente frío pues ponerse ropa adecuada.

Si para mantener la casa se utilizan braseros, estufas, radiadores…es muy importante tener en cuenta  que estas fuentes directas de calor pueden producir quemaduras, y que no conviene que estén cercas de los pies y de las piernas. Para mantener en calor las extremidades lo mejor es usar calcetines y guantes.

Si las personas mayores sufren alguna patología del sistema respiratorio, del circulatorio o de los huesos serán aún más vulnerables, por ello además de tomar las precauciones que hemos dicho hasta ahora, es recomendable mantener una buena alimentación como guisos calientes, alimentos ricos en vitamina D y calcio , e infusiones.  Al igual que en verano, hidratarse es primordial para mantener el nivel de hidratación en el cuerpo y que la piel no reseque con el frío o con la calefacción.

En DLR SOCIAL nos preocupamos por nuestros mayores, y con nuestros profesionales estarán en las mejores manos. Consulte nuestros servicios de Ayuda a domicilio.

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies